Mensaje de Monseñor Burbidge, Obispo de Arlington, en la Jornada Mundial de la Vida Consagrada

First slide

En la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, elevamos nuestras oraciones para agradecer y reconocer con gratitud el servicio prestado a la Iglesia por los hombres y mujeres de la vida religiosa con su desinteresado don de pobreza, castidad y obediencia. El propio testimonio de su vida enriquece a nuestra Diócesis y refleja el mensaje del Evangelio para que otros lo vean. En la actualidad, en la Diócesis Católica de Arlington hay más de 160 sacerdotes, hermanos y hermanas en la vida religiosa a nuestro servicio y 58 hombres y mujeres en formación en varias órdenes. Me uno al Papa Francisco al pedir a los fieles que recen por quienes están en la Vida Consagrada para que “a través de su testimonio de vida se pueda irradiar al mundo el amor de Cristo y la gracia del Evangelio”.

© Arlington Catholic Herald 2017